como conseguir un tpv

Cómo conseguir un TPV virtual con el banco que quieras

En internet encontrarás un montón de información sobre los diferentes TPVs virtuales que ofrecen las entidades bancarias españolas. Y, ¿sabes qué? Solo leyendo un par de artículos, o simplemente leyendo este post, ya sabrás mucho más que la persona del banco que te atenderá cuando vayas a solicitar tu TPV.

Dentro de la mayoría de grandes bancos no hay “sincronización” en la información sobre este producto.

Y te explicaré por qué:

NO ES RENTABLE PARA ELLOS

Requiere mucho esfuerzo. Es un producto complejo. Y no es lo que están acostumbrados a venderte en el banco.

El 95% de los clientes piden préstamos, hipotecas, tarjetas de crédito… y menos del 5% un TPV físico. ¡Y menos del 1% uno virtual!

No les culpes por poner cara de póker cuando entras a tu sucursal y dices: “quiero contratar un tpv virtual”.

Sin embargo, tu gestor del banco tiene una herramienta que tú no tienes, y que es la llave para lograr lo que quieres: con su terminal ¡puede obtener los impresos necesarios para solicitar tu TPV virtual! Ni él lo sabe. Y ahora tú ya sabes algo más que él.

(Puede que seas afortunado y no seas el primero que le pregunta algo así, así que quizá ya sepa cómo hacerlo).

Te explico en este post lo que debes hacer para lograr tu TPV virtual en menos de una semana de tiempo. ¡24 horas incluso!

como conseguir un tpv

Es cierto: un tpv virtual es uno de los productos menos rentables que puede vender un banco (recuerda: un banco es un negocio, vende servicios y productos, y quiere su margen a cambio, igual que todos).

Así que, aparte de que no es prioritario para ellos aprenderse las características de sus propios tpvs virtuales, como no les va a dar dinero, van a tratar de ponerte muchos requisitos para compensar ese margen.

Si ya has hecho una consulta previa, quizá ahora veas el sentido a que te hayan pedido uno o varios de los siguientes:

  • tener un saldo medio de X en el banco
  • facturar más de X al mes con el TPV virtual
  • tener X recibidos domiciliados de la empresa
  • cuota mensual de mantenimiento del TPV
  • comisión por cada transacción que realices
  • domiciliar IVAs, seguros sociales, otros…
  • contratar ¡un seguro de vida! (os lo juro, alguna oficina lo ha pedido)

La cuestión es que esto no viene apuntado en ningún requisito oficial de ningún banco. Y, si de verdad son requisitos por escrito, es que ese banco se toma en serio colocar TPVs virtuales para ecommerce. Respect! Has dado con un buen banco

Sabiendo todo lo que te van a pedir, y dependiendo de tu situación, mi recomendación es la siguiente:pídelo en tu banco habitual; todos los bancos pueden ofrecerte un TPV virtual para tu tienda online; TODOS

asegúrate de tener en tu cuenta un saldo mínimo de 500 €; si eres pyme recién creada, es fácil: en la misma cuenta donde has fundado la sociedad tendrás al menos 3.000 € (espero); si eres autónomo, este requisito te lo podrás saltar, pero mira el siguiente puntodomicilia recibos: tu cuota de autónomos de la Seguridad Social, los IVAs, las nóminas de tus empleados (si tienes)… lo que sea

si no tienes lo anterior, cuando sea el momento comenta que no te importaría contratar un seguro de vida. Será algo así como unos 50 € al año. Créeme: merece la pena por lo que te ahorrarás en el TPVvital: ten tu tienda online visible en internet. Es un requisito, no del banco, sino de la entidad RedSys o cualquiera de las otras más comunes. Sin la URL de tu tienda online, no hay nada que hacer. Consejo: con la URL de tu entorno de test también debería servir, si es que tu tienda todavía no puede abrirse al público.previsión de facturación: te van a preguntar cuánto planeas facturar. ¿Para qué? Para hacer un informe de riesgos. TPV = posible fraude. No les gusta. No se fían. ¿Tienes una previsión de facturación? Pues calcula que un porcentaje inferior al 50% serán pagos realizados con tarjeta, mientras que el resto se pagarán con otras formas que habilites (transferencia, PayPal, contra reembolso, Apple Pay…)

Piensa además, que no estamos hablando sólo para los casos de una tienda online, sino para cualquier producto que se pueda vender a través de internet, como libros en páginas personales, un Software TPV, tus servicios como desarrollador web…

Vale.

Ahora ya estás preparado.

¿Qué hacemos?

Con todo lo anterior, la cuestión debería ser así en el 80% de los casos. Vas a tu banco y:

– ¡Hola, Marta! Voy a abrir mi tienda online y quiero cobrar con tarjeta. Necesito contratar un TPV virtual con vosotros

– Vaya, Carlos, pues… ¿Un TPV virtual? Nosotros tenemos datáfonos y…

– No no… necesito uno virtual. Como esos que te piden el número de tarjeta cuando compras en Privalia, que seguro que lo conoces  Me han dicho que tienes que sacar el contrato y unos impresos para rellenar, para que podáis analizar el riesgo y la tienda online antes de autorizarlo (ni te preocupes por que lo autoricen o no: siempre lo autorizan)

– Ah… pues… espera que me informe…

(ahora empezará a navegar por su intranet, buscando en algún apartado “TPV Virtual”… y como decía antes: lo encontrará, porque su banco está preparado, aunque ella no esté informada)

– Sí… aquí hay algo. Espera que me lo miro y saco los impresos

(incluso puede que te cite para el día siguiente y así le da tiempo a mirárselo bien; no quiere colocarte un producto que no le va a ser rentable)

– Verás Carlos, hay una serie de requisitos y tal… tienes que domiciliar un recibo, tener un saldo mínimo en cuenta de x…. por cierto, ¿cuánto vas a facturar?

– Marta, aquí tengo toda la información. Hablé con alguien que ya os ha contratado un TPV virtual a vosotros y me he adelantado.

– ¡Vaya! Vale, pues me lo miro. Llévate estos impresos y me los traes rellenos (realmente los podrías rellenar ahí mismo, pero no la pongas en un compromiso… ¡estás frente al miedo al cambio en estado puro!)

En fin… el resto de la conversación suele variar puesto que ya es negociación. Pero has logrado entrar en el proceso, y pronto tendrás tu TPV Virtual.

Hablaríamos de generalizar diciendo que es más fácil en BBVA que en el Santander, o que LaCaixa tiene muchas opciones… pero eso no es correcto: todos los bancos están superpreparados, pero CADA SUCURSAL ES UN MUNDO.

Las tarifas y comisiones varían incluso dentro de las mismas entidades bancarias.

Tienen margen de maniobra. Tienen un mínimo. Os podría decir que la comisión más baja que he visto en un TPV virtual estándar es de 0,80% y en un 3D secure de un 0,40%… sin mantenimiento mensual. Pero tendría que especificaros qué oficinas exactamente me han ofrecido esas condiciones y sus requisitos.

Esto es algo que veremos en un próximo post que os estoy preparando

Por ahora, centrémonos en el objetivo: que el banco te consiga el codiciado número de comercio. Una vez logras eso, quedan apenas minutos para que puedas comenzar a cobrar con tarjeta en tu tienda online.

Economia y Empleo / 31 Julio, 2017 / Empresa

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *