Diferenciacion marketing

Ser distinto es una necesidad

Ya sabes lo que dicen…”Si eres uno más, eres uno menos…” Y ciertamente estamos bastante de acuerdo con esta aseveración, sobre todo si hablamos en cuestiones de marketing y negocio, aunque en realidad es una frase que se podría aplicar a cualquier ámbito de nuestras vidas…Al final los que destacan, tanto para lo bueno como para lo malo son los que se empeñan en ser distintos a los demás.

Y es que corremos en unos tiempos donde ser distinto ya no es una extravagancia, ni siquiera una posibilidad… Ser distinto es desde hace unos años una necesidad y una obligación si quieres comenzar a llamar la atención…¿O acaso escogemos una primera marca de macarrones al azar? Verdad que no…Unos escogerán esos macarrones por el precio, otros escogerán los macarrones por la marca y otros por que son los que más a mano le pillan…

 

Diferenciacion marketing

Por todo esto debes añadir que además de ser diferente debes añadir un valor añadido (al que ya entendemos como algo distinto) para que tu producto o servicio ya no simplemente sea capaz de llamar la atención o provocar un deseo. De poco o nada nos sirve ser distintos y los más innovadores del universo, si ni tan siquiera somos capaces de llamar la atención, y muchísimo menos de provocar un deseo.

¿Y cómo logramos esto? En realidad, ser distinto es tan fácil como ser capaz de crear una identidad propia con los valores que nos han enseñado y los objetivos que nos hemos marcado, pero necesitamos que esta diferenciación sea capaz de satisfacer a un cliente cada vez más exigente y conocedor del producto. Así radica la importancia de añadirle ese plus de valor al producto

Por qué para colmo, la evolución tecnológica hace que cada día empleemos herramientas más comunes con lo que puede que no seamos más diferentes sino más iguales, y que este proceso de diferenciación pase a tener unos aspectos más humanos

No se trata de innovar por innovar (Eso no sirve…), ni de que a nosotros nos van a comprar por qué somos los únicos que… o los más guapos. Además podemos ser los mejores en algo o los únicos que hacen eso… pero al final y con los tiempos que corren siempre aparecerá alguien que hará lo mismo que nosotros.

Se trata de dar importancia a esos pequeños detalles que parecen insignificantes pero que pueden modificar un proceso de compra como puede ser un Packaging atractivo, el empleo de etiquetas adhesivas personalizadas para nuestro producto, o que nos incluyan ese pequeñito detalle que nos hemos pedido pero que nos encanta…¿De verdad que no os gusta que os traten de forma educada? ¿En serio me vais a decir que no os arranca una sonrisa ese regalito que va incluido sin que tu lo sepas dentro del producto? y no solo os arranca una sonrisa, sino que también lo más seguro es que os haga repetir la compra…

No se trata tampoco de crear necesidades, innovar y crear un producto que hasta la fecha no conoce el mercado. Se trata de tener lo que el cliente está buscando, se trata de encontrar a tu cliente (Un cliente con necesidades propias que no son las mismas que las de los demás)  y saber satisfacer sus necesidades y/o deseos.

Y sobre todo sin olvidarnos que las empresas estamos formados por personas y como tal, nos debemos relacionar como personas y no como marcas, logos o firmas. y como personas que somos, tendremos nuestras propias motivaciones y nuestros propios valores. Al final, aunque parezca una simplicidad, muchos de los negocios se terminan haciendo más por simpatía y por emociones que por el mismo valor del producto o el servicio.

Por eso decimos que ser distinto es el primer paso, pero no el único

Economia y Empleo / 10 junio, 2016 / Sin categoría
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *